Comprendimos que cuanto antes se inicie la rehabilitación,
más beneficioso es para el paciente.

Historia

ULME es una institución especializada en rehabilitación con más de 26 años de trayectoria en nuestro país. Desde su nacimiento en 1987, cuenta con un excelente equipo estable de profesionales y personal especializado. Dicha estabilidad nos permitió formar y entrenar a todas las personas que se desenvuelven en la organización, para que puedan brindar el mejor servicio.

ULME se inició como una institución para pacientes crónicos, dado que sus directores tenían una amplia experiencia en el tema. A los pocos meses de la inauguración cambió su perfil hacia la rehabilitación de pacientes subagudos, sin desviarse hasta la actualidad de esta especialidad. Este cambio fue debido a la demanda que generaron las distintas patologías que hasta ese momento contemplaban muy pocas instituciones.

Con ULME nos orientamos hacia la prevención y el cuidado de la calidad de vida de ésos y otros pacientes que requerían de un nuevo tipo de atención. Por eso fuimos pioneros en el sector privado en el tema de la rehabilitación en Argentina. Fruto del esfuerzo y visión de ese grupo interdisciplinario de profesionales, siempre nos mantuvimos como una organización donde priman la atención personalizada, el respeto por el paciente y la excelencia médica.

Al tratar con una disciplina como es la medicina, y en particular la rehabilitación, estamos muy atentos a la actualización y renovación permanente. Para ocuparnos con profesionalismo y responsabilidad de las diferentes patologías hemos dado respuestas desde lo profesional, lo técnico y lo edilicio. Seguimos capacitando y sumando más personal a la organización, y ampliamos nuestro edificio. Actualmente cuenta con 96 camas, en 48 habitaciones compartidas, un equipo con experiencia y capacidad, e instalaciones para responder a las necesidades que los pacientes requieren. También ampliamos el espacio de nuestros gimnasios, esenciales para desarrollar la rehabilitación, contando con tres en el edificio principal.

Cada vez los sanatorios de agudos confían más en nosotros, ya que siempre les hemos dado una respuesta eficiente y continuamos con excelencia la tarea por ellos iniciada. Poco a poco, también fuimos recibiendo a los pacientes más precozmente para iniciar el plan de trabajo en rehabilitación. Con eso hemos mejorado la efectividad del tratamiento y disminuido la posibilidad de secuelas crónicas.